background

Enciclopedia



FICHA AL AZAR
Nupraptor el mentalista


Nupraptor el mentalista es uno de los miembros del Círculo de los nueve y el guardión del pilar de la mente durante los acontecimientos de Blood Omen.


Nupraptor es un mentalista, maestro de prestigio en telepatía y telequinesis hasta el punto de recibir visitas de toda Nosgoth por parte de peregrinos que iban a contemplar su gran poder.

Antes del nacimiento de Kain, Nupraptor era amante de Ariel, guardiana del Pilar del Equilibrio. Estaba completamente enamorado de ella. Un día, Ariel fue asesinada, apuñalada por la espalda y Nupraptor no pudo soportar la pérdida. Se vió sumido en la locura más profunda, se volvió paranoico, empezó a sospechar de todos sus compañeros del Círculo y desató su magia contra las mentes de los demás miembros del Círculo, infectándoles de su propia locura.


Fruto de la locura en la que se vieron envueltos los guardianes de los pilares, éstos se corrompieron, resquebrajándose y dando comienzo a una época de caos en la que poco a poco Nosgoth iba a perecer a menos que se sanaran los pilares y se diera paso a nuevos guardianes no infectados.

Por su parte, Nupraptor se confinó en un retiro del que no salió y se aisló del mundo cosiéndose los ojos y la boca. Hecho que no le impedía comunicarse con el resto del mundo, ya que su capacidad telepática le permitía hablar a través de la mente.


El retiro de Nupraptor era un edificio en forma de calavera situado en uno de los acantilados en la ciudad de Vasserbünde. Desde las cuencas de los ojos de la calavera se podía observar gran parte del territorio de Nosgoth.


Kain se dirigió a Vasserbünde en busca de Nupraptor, guiado por la misma Ariel, quien no dudó en alentar al vampiro para que empezara la limpieza del círculo por su mismo amado. Cuando Kain llega a Vasserbünde se encuentra con que todos los ciudadanos conocían a Nupraptor como un hombre loco y atormentado.


Cuando Kain irrumpe en el retiro del mentalista, éste le hace saber que no es bienvenido y que debe abandonar el lugar y respetar el luto por la muerte de su amada. Sin embargo, la intención de Kain no era de marcharse, al contrario, el vampiro exige la presencia del mentalista, para acabar cuanto antes.


Finalmente Kain encuentra a Nupraptor acompañado de Malek, guardián del pilar del conflicto y protector del círculo de los nueve. Sin embargo, el mismo Nupraptor exige a Malek que abandone en lugar. No acepta la protección de nadie.

La batalla contra Nupraptor no fue sencilla, la telequinesis y la telepatía dificultan mucho la tarea al vampiro que, finalmente, acaba asestando un golpe mortal y decapitando al mentalista. La cabeza de Nupraptor era bulbosa y se mantenía palpitante incluso después de decapitada… y, además, era el vínculo del mentalista con su pilar.


Kain pudo restaurar el pilar de la mente con la cabeza de Nupraptor, sin embargo, la relación de Kain con el mentalista no terminaría ahí. Al finalizar su búsqueda y caza de los miembros del Círculo, Kain se entera de que él era el sucesor de Ariel y de que él también fue afectado por la locura de Nupraptor. Kain se tendría que sacrificar para restaurar del todo los pilares. O eso… o condenar a Nosgoth al caos.


Nupraptor en Soul Reaver y Soul Reaver 2


Nupraptor no aparece en ningún otro juego de la saga, sin embargo, en Soul Reaver en la zona donde Raziel consigue hacerse con el glifo de fuerza, aparece una calavera a la que se le iluminan los ojos y todo indica ser la calavera del retiro de Nupraptor, No obstante, su ubicación en el mapa se contradice con la supuesta ubicación del restiro del mentalista. Esto puede deberse a que, o bien no se trata de la misma calavera o bien se trata de una incoherencia del propio juego, algo que los desarrolladores pasaron por alto pensando que, tal vez, no tenía importancia. Al fin y al cabo, la Nosgoth de Soul Reaver es una Nosgoth totalmente desdibujada e irreconocible.


Por otra parte, en Soul Reaver 2, Nupraptor, aunque no aparece sí que es nombrado en dos ocasiones. La primera en la conversación que Kain mantiene con Raziel en los mismos pilares en el momento exacto en el que la locura de Nupraptor invade Nosgoth. En ese preciso instante en el que nace el Kain humano, sustituyendo a Ariel como guardiana del equilibrio y en el que la magia de Nupraptor se vé viajar y alcanzar toda Nosgoth. Raziel es testigo del resquebrajamiento de los pilares y de la misma magia de Nupraptor en el momento en que los miembros del Círculo fueron infectados.


La segunda mención de él se hace cuando Raziel encuentra a Ariel en los Pilares derribados, más de un siglo más tarde. Raziel acusa a una Ariel victimista de haber lanzado a Kain a la caza de su propio amado mientras él lloraba su luto por su pérdida.


Observaciones adicionales


En las aclaraciones que en su día hizo Silicon Knight, lanzando unas FAQ’s de Blood Omen, se publicaron unas micro-biografías de los personajes en las que se explica que Nupraptor había acusado a Mortanius de la muerte de Ariel, antes de que el mentalista cayera sumido en su locura e infectara al Círculo. Además se explica que la infección del Círculo por parte de Nupraptor fue totalmente intencionada y no se debió a un derroche incontrolado de energía, como, tal vez, dé a entenderse en el propio juego. Sin embargo sí se aclara en la explicación que Kain dá a Raziel en Soul Reaver 2, donde sí parece quedar claro este hecho. Aclaran que ésa fue la forma en la que Nupraptor atacó a Mortanius, ya que él sabía perfectamente que no tendría nada que hacer en un enfrentamiento directo con el Nigromante.


En la misma fuente se dice algo así como: “ Serán lavadas las mentes de lo sensible e intelectual, en toda Nosgoth, por olas implacables de odio”, dando a entender que las ondas de Nupraptor habían afectado no sólo a los miembros del Círculo sino a parte de la población de Nosgoth.

Finalmente en Defiance, la Segadora de Almas espectral purificada que, finalmente, queda encerrada mediante Raziel dentro de la Segadora de Almas material, que porta Kain, permite a éste quedar purificado del mal que Nupraptor le había evocado.


Labels